cómo llegar Teléfono

Breve historia del carnet de conducir

Breve historia del carnet de conducir

Tal vez te encuentres buscando una clínica donde realizar el reconocimiento médico para el carnet conducir en Vecindario, ya que es un requisito indispensable. ¿Pero esto ha sido siempre así? Desde su origen, algo tan común para nosotros como es el permiso de conducir ha evolucionado mucho.

Tras la llegada de los primeros vehículos a España en 1897, serían necesarios solo 3 años más para que se empezara a regularizar a los conductores. Aunque en aquella época no era necesario un reconocimiento médico para el carnet de conducir en Vecindario, sí era inevitable matricular el vehículo y obtener una autorización expedida por el gobernador de la provincia. Su precio rondaba las 15 pesetas. Sería la reina regente María Cristina quien aprobara y firmara el decreto el 17 de septiembre de 1900 dando validez a todo lo anterior.

En los años 20 se concretan aspectos importantes como el permiso de conducir para las mujeres, que debían solicitar una autorización paterna o marital para obtenerlo. También se ajusta el rango de edad entre los 18 y los 77 años. Y por primera vez se solicita un reconocimiento médico muy parecido al actual, donde se ha de estar bien del oído, la vista y saber leer y escribir. Esto último era todo un problema para la época.

Los últimos cambios destacables hasta el carnet actual los puedes encontrar en su formato. Ahora se utiliza una pequeña tarjeta de ámbito europeo y su expedición depende de la Jefatura de Tráfico Provincial. Además, el carnet de conducir tiene una vigencia que va adaptada a la edad y la capacidad física del conductor.

En cualquier caso, en Policlínico Santa Bárbara, S. L. tenemos una dilatada experiencia en este tipo de pruebas para el permiso de conducción. Visítanos y te atenderá un magnífico equipo de profesionales, altamente cualificados.

haz clic para copiar mailmail copiado