cómo llegar 928 75 66 58

¿Qué ocurre si tengo problemas de visión para renovar el carnet de conducir?

¿Qué ocurre si tengo problemas de visión para renovar el carnet de conducir?

Antes de acudir a un reconocimiento médico para carnet de conducir en Vecindario debemos asegurarnos que cumplimos con los requisitos para poder sacarnos o renovar el título.

Debemos tener una agudeza visual de 0,5 en ambos ojos para los permisos de conducir A y B. No obstante, las personas que solo tengan visión monocular, es decir, que solo ven por un solo ojo, pueden llegar a sacarse el carnet de conducir, pero tendrán ciertas limitaciones. Igualmente se puede obtener habiendo sido operado de un problema visual como la miopía, el único requisito es que haya transcurrido un mes desde la intervención.

Es muy común entre la población estar operado de cataratas y por tanto tener ausencia del cristalino. En estos casos también se debe esperar un mes para poder realizar el reconocimiento médico para el carnet conducir en Vecindario. Además, la vigencia del mismo será como máximo de tres años.

También es posible que se nos apliquen otra serie de restricciones como, por ejemplo, la prohibición de conducir de noche. Esto ocurre sobre todo en personas mayores o personas que se hayan operado de cataratas donde se tengan sensibilidad al contraste. Por este motivo, estas personas tienen problemas en momentos en los que haya poca luz o un deslumbramiento. Estas restricciones estarán siempre valoradas por el oftalmólogo.

Otras alteraciones visuales como la ptosis o lagoftalmia, que afectan a la visión, en este caso en la caída de los parpados y que pueden ocurrir después de una parálisis facial, pueden conllevar la no renovación del carnet, ya que afecta notablemente a la visión al no permitir la entrada correcta de la luz y también la distribución normal de la lágrima, acarreando sequedad. Esta restricción queda a la valoración del profesional que te realice el reconocimiento.

Desde Policlínico Santa Bárbara, S.l. te recomendamos que te hagas revisiones periódicas en la vista para evitar futuros problemas.